About my Blog

Pasa, tómate un café y comparte ideas, imágenes y música que nos ayuden a hacer camino al andar, mientras buscamos sentido a nuestras vidas e intentamos entender el mundo que nos rodea.

domingo, mayo 2

la abuelidad

La mayoría de los abuelos se sienten un poco niños. Vuelven a la infancia al lado de sus nietos. Por eso, para ese estado, quizá deberíamos hablar de
"abuelidad" , que no es exactamente lo mismo que vejez. Es un modo distinto de vivir esos años. Su presencia se ha hecho necesaria debida a los horarios y las jornadas extensas de los padres, la situación económica ha permitido tirar adelante a muchas familias gracias a la paga de los abuelos que han ayudado a sus hijos a resistir la crisis.
No olvidamos la importancia educativa que ofrece a los niños situaciones afectivas diferentes y enriquecedoras. Que permite a los abuelos disfrutar de los nietos, mimándolos sin enfrentarse a las reglas establecidas por los padres.
José Luis Sampedro publicó en la revista El Ciervo un precioso artículo acerca de su vivencia con su nieto, la semilla de la sonrisa etrusca
Pero a la vez, nos encontramos con otra generación de abuelos, que no están dispuestos a echarse a un lado del camino para dejar paso. En una década los mayores de 65 años representarán cerca del 30% de la sociedad. Que habrán asimilado la cultura del ocio, que conocen sus derechos y los exigirán, que han asimilado los cambios tecnológicos, que utiliza la información, que está integrada en la sociedad de consumo que está dispuesta a atender sus necesidades.
Cerca de un 80% viven en casas de su propiedad, no pagan alquileres y hace tiempo que dejaron atrás la hipoteca, lo que les permite manejar más dinero. Que se han convertido en “salvavidas del sector turístico” en los meses de temporada baja. Que han decidido participar en ONG y que son un sector enormemente atractivo para los partidos políticos.
El sociólogo Enrique Gil Calvo publicó un libro: El poder gris,
donde desarrolla la idea de la importancia de este segmento de edad y habla sobre todo del papel muy activo de las mujeres en todos los sentidos: la vejez cambia
Entre otras cosas afirma:
“Las futuras generaciones desarrollarán activismos de todo tipo hasta edades mucho más tardías. A los 75 años seguirán al pie del cañón, se negarán a jubilarse, formarán asociaciones, reivindicarán, se movilizarán, darán mucha guerra. Y en ese sentido otra idea bonita que hay en el libro es que las futuras generaciones de viejos estarán en buena medida lideradas por las viejas. Las viejas actuales son la mayoría analfabetas, han vivido toda su vida sometidas a los varones y no se atreven a levantar la voz. Mientras que las mayores del futuro, que ya habrán tenido una vida con independencia económica o profesional del varón, levantarán su voz muy por encima de la de sus coetáneos masculinos.”

3 comentarios:

Fernando dijo...

Hola Felipe y amigos seguidores de tu Blog:

Añadir un par de reflexiones a tu artículo de la "abuelidad" (¡qué palabreja más fea te has sacado de la manga, caramba!).
Los abuelos (mi esposa y yo ya lo somos)AYUDAMOS a educar a los nietos desde otra perspectiva y con otros medios, que sus padres no tienen, como nosotros no los tuvimos cuando eramos más jóvenes, NO INTERFERIMOS NI LOS MALEDUCAMOS, lo hacemos de "otra manera" más consciente, más reposada, más preventiva, más experimentada..., pues tenemos más experiencia y más tranquilidad para educar; y por lo mismo no queremos caer con los nietos en los errores que pudimos cometer con nuestros hijos.
Al menos a mí eso es lo que me sucede con mi nieta.

En cuanto a la segunda parte de tu artículo, diré que los mayores estamos protagonizando tantas cosas y más que protagonizaremos porque creo que últimamente en todos los aspectos de la vida, social, político, religioso, empresarial, económico... se nos está olvidando muy pronto, se nos está "jubilando" y arrinconando, cuando aún somos sujetos muy potables para aportar experiencia, serenidad, sensatez y muchas cosas más a la sociedad en la que vivimos.
¿O no es eso lo que han hecho y hacen muchos pueblos con sus mayores? ¿Qué era si no el Senado o los Consejos de Ancianos o intituciones semejantes?

Bien, termino porque voy a convertir mi comentario en otro artículo.

Un abrazo.

Tu amigo Fernando.

ftz dijo...

La "palabreja" no es mía. La copie de la revista el Ciervo, y tienes razón, no suena muy bien. Pero, como bien sabes, desde que dejamos de lado el latín y el griego tenemos dificultades para encontrar palabras nuevas, no sucede lo mismo en el inglés, que definan aspectos novedosos de cosas que van evolucionando con el paso de los años. Me repatea que por estar prejubilado me traten con displicencia y ser designado con una palabra de connotaciones de inutilidad, fracaso o carencia de dientes y agilidad.
Me siento vivo y quiero seguir sintiéndome así. y por supuesto me gustaría que los demás me viesen de esta forma , y sino ¡peor para ellos!.
Un abrazo

ftz dijo...

Lamento la falta de ortografía que se ha colado, no quería decir sino, quería utilizar si no... pero el ordenador me ha traicionado.
En un examen mi nota hubiera bajado justamente. Lo lamento, lo siento, I'm sorry que diría Cervantes :):) bueno en serio, que diría Shakespeare .