About my Blog

Pasa, tómate un café y comparte ideas, imágenes y música que nos ayuden a hacer camino al andar, mientras buscamos sentido a nuestras vidas e intentamos entender el mundo que nos rodea.

viernes, octubre 7

El destino compartido

Muchas cosas se han escrito en la muerte de Steve Job el fundador de Apple. Son muchas las frases que podíamos extraer de su famoso discurso en Stanford y reflexionar sobre ellas.

Hoy me gustaría reflexionar sobre la que ha dicho referida a la muerte: "La muerte es el destino que todos compartimos". 

En un mundo que está cambiado de roles muy rápido, con una crisis que no sabemos que consecuencias traerá y con serias amenazas de acciones bélicas en diversas áreas del planeta no podemos, no debemos, cruzarnos de brazos y ver como van sucediendo mientras nosotros nos encerramos en la telebasura que nos rodea y nos dejamos adormecer por los pensamientos de otras personas.

No debemos dejar nuestra vida, nuestros sueños, nuestras utopias en el cajón. El sol que amanece cada día nos debe dar fuerzas, animos para disfrutar de las personas que nos rodean, intentar hacer mas fácil su vida .

No permitáis que el ruido de las opiniones ajenas silencie vuestra voz interior y para ello nada mejor que la frase con la que se despedía Steve Job:


"Seguid hambrientos. Seguid alocados"

2 comentarios:

Fernando Gámez. dijo...

Hola Felipe:
Me formatearon el ordenador y perdí el enlace, entre mis favoritos, de tu Blog. Una vez recuperado, vuelvo a su lectura diaria, aunque diariamente no escribas en él.
Sobre Steve Job, gran benefactor del progreso en la humanidad, te diré que acabo de leer en Facebook que fue un "hijo no desedo" y por no ser abortado se le entregó a un matrimonio que lo cuidó y educó con amor.
Y yo pregunto: ¿Cuántos genios y benefactores de humanidad se estarán despreciando y perdiendo en esta cultura del "NO a LA VIDA" en la que estamos inmersos?
Un abrazo.

Jose Luis Latorre Salido dijo...

Sólo decir que se va un genio, pero queda un legado que va mucho más allá de lo material. Ejemplos como este de trabajo y buen hacer son los que deberían regir las principales arterias de nuestro mundo.

Fernando, probablemente, cada vez más...

Un abrazo